David Lantigua y José García del Programa Los Opinadores Comunicadores vestidos de hombres con interiores de mujer.

0

Respuesta al Staff del Programa “Los Opinadores“.

Listín Informativo, Editorial.- Me veo en la obligación de responder a los enunciamientos irresponsables, subjetivos y antojadizos que dieran a conocer los comunicadores David Lantigua y José García de supuestos chantajes y extorsión contra el Alcalde de la Cuesta Eddy Rivas, dónde cobardemente no mencionaron los nombres de los mismos, poniendo en tela de juicio su credibilidad y seriedad ante la opinión pública.

Yo desafío y emplazó a estos colegas a desenmascarar a quiénes ellos señalan en dicha práctica con el fin de no confundir la sociedad, momentos en que un servidor está encarando con gallardía la responsabilidad de dar a conocer ciertas anomalías y negligencias en la Alcaldía de dicha comunidad, dirigida por el Sr. Eddy Rivas.

Me tomó de sorpresa ver que quiénes al igual que yo y otros miembros de la prensa, se suponen deben representar y estar de lado de las mejores causas sociales y de los que menos pueden, se presten como cuervos, pericos, cotorras y/o cualquier otra especie con la condición de imitar sonidos a emitir comentarios que representan el estereotipo de hombres irresponsables, cobardes, hipócritas, miedosos, mentirosos, falsos y cobardes, quizás o más bien seguro con la intención y estrategia de descalificar las denuncias que hemos estado presentando.

Entiendo que no podemos tener doble moral y hacer comentarios vestidos de hombres y con ropa interior de mujer.

Un verdadero periodismo se basa en investigaciones, pruebas y la responsabilidad de la mención de los protagonistas de la información, no con acciones inmaduras que bordean los linderos del feminismo en la que representan una verdad a media que es peor que una mentira… No sean cobardes y mencionen los nombres de esos miembros de la prensa que están incurriendo en la mala práctica que señalan.

Con sus comentarios irresponsables pueden afectar reputaciones, destruir la tranquilidad familiar y erosionar la credibilidad de un medio y de la prensa misma.

Solo les digo mi ejercicio en la comunicación es por vocación de servicio, no para sostener vicios, estilo de vida que puedan ir más allá de mis alcances o cubrirme en el manto de la comunicación para ocultar prácticas degeneradas o revestidas de ilegalidades.

Heredé en vida valores y principios, llevo con orgullo el ejemplo de mis padres y por ende sus apellidos… Apellidos que defiendo hasta con mi muerte.

Mi honestidad y honorabilidad no permitiré que con comentarios enlodados los ensucien… Pues estarían atentando contra mi familia la cuál defiendo hasta con los dientes.

Cobardes, mil veces cobardes, que su conciencia se les interrumpan mientras realicen una labor comunicacional apasionadas las cual le reste objetividad.

Recuerden que deben enfrentar la vida con responsabilidad sin pensar jamás en huir cobardemente, pues sus palabras llegan al oído de algunos y a otros nos atraviesan nuestras células más sensitivas de la irracionalidad.

Los Opinadores y sus comentarios irresponsables y Cobardes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.