JUAN BONILLA BORREGO MERCADER DE LA COMUNICACIÓN, CON OLOR A EXCREMENTO.

0

Respuesta a sus comentarios irresponsables.

Listín Informativo, Editorial.- Juan Bonilla figura que sea disfrazado de elitista y más papa que el papa, al parecer se inspiró a través de su intestino grueso, y no se limpio bien al evacuar comentarios irresponsables que tocaron a un servidor, luego de que nos refiriéramos al actual Alcalde de la Cuesta el Sr. Eddy Rivas, en nuestro espacio El Coro TV, que se transmite por el canal 55, dónde pedimos una auditoría, transparencia y un informe del presupuesto, como lo estipula la ley de libre acceso a la información pública.

Yo reto y desafío a él mercader de la comunicación Juan Bonilla a que se la juegue y mencione los nombres de los comunicadores, periodista o trabajadores de la prensa que señala como extorsionadores. Demuestre que tan hombre y responsable pueda ser.

En lo personal hemos sido coherente en nuestro desarrollo en los medios de comunicación, hacemos un periodismo imparcial, sin compromisos, amparados en la verdad y sin alquilar ni vender nuestra conciencia.

Pero me sorprende como por arte de magia la opinión con respecto a los representantes del actual gobierno, varía por parte del “Comunicador” Juan Bonilla, quién se diera a conocer cómo autoparlante del gobierno del PLD, en el que sus intereses eran notorios.

Hoy vemos cómo de costumbre no realiza un ejercicio ejemplar en la comunicación, mediante sus incoherencias, dejando notar su actitud oportunista y arribista.

Tras terminar su melodía del PLD y luna de miel, vemos cómo ahora actúa como todo una servidora sexual y chapiadora en harás de conquistar y chapear a miembros del actual gobierno.

Juan Bonilla tiene más de borrego que de comentarista y/o analista, demostrandolo con sus juicios y críticas, sin detenerse en las consecuencias y no correspondiendo a la realidad, sintonizado en una retórica influenciada por intereses personales y no en hechos comprobados.

En vez de reinvindicarse ante sus colegas de la comunicación y la sociedad, con el aporte de luz a los fenómenos nacionales o de analizar con seriedad las circunstancias del país, vuelve a intentar convertirse en portavoz de estereotipos y eclipses.

Una conducta indigna de un trabajador de la prensa, que renuncia a su condición crítica y la reemplaza por la ceguera, obediencia mediante opiniones disfrazadas.

Espero acepte el reto y se retracte de esos comentarios irresponsables… Conmigo No! prostituta de la comunicación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.