La Policía Nacional determinó que fue un interno de la misma cárcel de Rafey en Santiago, quien pagó para que les quitaran la vida a cuatro agentes penitenciarios

0

La Policía Nacional determinó que fue un interno de la misma cárcel de Rafey en Santiago, quien pagó para que les quitaran la vida a cuatro agentes penitenciarios el pasado día 16 de este mes, en una agresión a tiros en que uno de estos murió y otro resultó herido.

Se trata del presidiario Raúl Alfonso Bonilla de la Cruz, quien se valió de una hermana suya para contratar a los sicarios que ejecutarían el atentado.

Raúl Alfonso guarda prisión por sicariato y se presume que el móvil de que mandara a matar a los agentes penitenciarios fue un incidente ocurrido en el interior de la cárcel, versión que es investigada por la Policía Nacional.

Los cuatro fueron atacados a tiros mientras transitaban a bordo de un vehículo por la avenida Circunvalación Sur, en el sector El Ingenio, de Cienfuegos, en Santiago, tras salir del recinto penitenciario, resultando muerto George Adonis Adames Castro, de 36 años.

La agresión fue perpetrada por tres elementos que se transportaban en un carro gris marca Kia, el cual fue rentado por Marlin Peralta Vargas, de 29 años.

A su vez, Marlin Peralta Vargas le rentó el auto a Stephanie Fernández Collado y esta se lo pasó a María Altagracia Martínez de la Cruz, hermana del interno Raúl Alfonso, y ella fue la que contrató a los tres matones para que ultimaran a los agentes penitenciarios, por un pago de RD$150,000.00

Los sicarios fueron identificados como Maicon Cadhafy Pérez de la Cruz, Jonathan José María Santos (a) Guille y un tal “John”, quien se encuentra prófugo, a los cuales Martínez de la Cruz les entregó el carro en cuestión para que consumaran el hecho de sicariato. Los dos primeros admiten los hechos.

Se activa la búsqueda y captura de Sarah del Carmen Muñoz Santo y los tales “John” y “El Compa”, para también ponerlos a disposición de la justicia.

La pregunta ahora es, ¿Por qué está preso Raúl Alfonso Bonilla de la Cruz? En Julio del 2016, diferentes medios de prensa informaban que Raúl Alfonso Bonilla de la Cruz había sido detenido y acusado al menos de la muerte de 6 personas. Finalmente fue condenado a 20 años de prisión en 2017, acusado de la muerte de un joven identificado como Anthony Díaz Pichardo.

Una vez se leyó la sentencia, se armó una tremenda pelea entre los familiares del acusado y la víctima. En el video de la condena en 2017, se puede ver a María Altagracia Martínez de la Cruz (Peliroja), la hermana de Raúl Alfonso Bonilla de la Cruz y quien habría contratado a los sicarios para ultimar los agentes penitenciarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.