La Terrible y Sensual Cezara Voicila Reencarnación de “Lilith”, Diosa de la oscuridad.

Autora de Campaña Sucia, Injurias, Calumnias, Insultos, Descalificaciónes y Descréditos contra Gabriel Villanueva, familiares y allegados.

0

Listín Informativo, Editorial.- Consideramos como un accionar divorciado de lo justo, el que viene desarrollando Cesara Voicila, impulsando manifestaciones bajo mentiras y reproches de trazo grueso con tintes intencionados con reflejos económicos.

Hemos visto desde la trágica muerte de la Rumana Andrea Celea, en el que han querido culpar al joven Gabriel Villanueva y dañar moralmente a través de una campaña mal intencionada, desarrollada por la cuestionable hermana de la hoy occisa, Cesara Voicila a sus familiares, amigos y allegados.

Queda a buen juicio de los ciudadanos extraer conclusiones, respecto a esta situación. Si, desde luego, los ciudadanos creen que es normal?, todo lo que está ocurriendo alrededor de este asunto, son libres para pensar lo que quieran… Yo, a título personal, no lo veo de esta manera y hemos descubierto las intenciones de los familiares de Andrea Celea, en la que han puesto precio y comercializado su muerte, entre algunas otras informaciones escalofriantes que están adoptando, que van desde determinadas iniciativas de instancias políticas verdaderamente sorprendentes.

Esperamos y velaremos porque que se respeten los cauces legalmente establecidos, a través de un proceso transparente y no por declaraciones, manifestaciones de todos conocidas y en la que que no tengan que inventariar y pormenorizar.

Yo digo que nos resulta absolutamente sorprendente las acciones de Cesara Voicila, no porque consideremos que no se puede discrepar, criticar, formular todo tipo de consideraciones respecto al caso de Andrea Celea, pero lo que no creemos es que, dentro de un Estado de Derecho, se pueda confundir la crítica con la injuria, la calumnia, con el insulto, con la deslegitimación y con el descrédito, eso no tiene nada que ver con el ejercicio del derecho a la crítica, que como todo ejercicio de un derecho, tiene sus límites y criticar no es injuriar, no es calumniar, no es insultar, no es desacreditar, no es deslegitimar, no es nada de eso.

Y eso es lo que se están haciendo desde determinadas instancias, lisa y llanamente Cesara Voicila y sus secuaces.

La crítica es algo a lo que no nos oponemos porque creo en un sistema de opinión pública, tanto como el que más y desde luego no seré yo el que se ponga a reprochar a nadie que ejerza con todo el derecho la crítica que tenga a bien contra las decisiones o actuaciones de un tribunal, siempre y cuando eso se enmarque dentro del contexto de lo que es un ejercicio sereno, reflexivo, medido y justo.

Entendemos que quiénes se han vuelto las víctimas en este caso es el jóven Gabriel Villanueva, la Sra. Chantal Ohnona, familiares, amigos y relacionados, los cuales deberían actuar en consecuencia ante la “Sucia” campaña en su contra, en la que sin ser juzgado y condenado por un Juez es condenado socialmente y destruido moralmente junto a todos los de su entorno, acción que debe ser condenada, castigada.

Deberían estudiar la posibilidad de acciones legales, donde con carácter inmediato se exija que rectifique esas afirmaciones Cesara Voicila, persona responsable de dichas acciones e interesadas en conseguir sus propósitos de negocio y lucro en dicho proceso a costa de influencias, poder, dinero y difamaciones.

Cerramos con esta pregunta a la sociedad:

Qué precio usted cree le pusieron a la muerte de Andrea Celea, la Sra. Anka Voicila y Cesara Voicila madre y hermana respectivamente?

Este Editorial Continuará…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.